Albert Einstein, su profundo ateísmo y los hoax sobre su creencia en Dios

viernes, 4 de abril de 2014

Estoy cansado que me muestren nuevos y renovados "HOAX" de Albert Einstein como prueba irrefutable de la existencia de Dios, por esa razón hago este post, para evitarme el esfuerzo de tener que refutar paso a paso cada una de las estupideces que me exponen, las próximas veces solo pondré el link de este post y nada mas.

Antes que nada voy a definir lo que es un "HOAX":

A hoax is a deliberately fabricated falsehood made to masquerade as truth, (Wikipedia)

Un bulo o noticia falsa, es un intento de hacer creer a un grupo de personas que algo falso es real. El término en inglés "hoax", con el que también es conocido, se popularizó principalmente en castellano al referirse a engaños masivos por medios electrónicos (especialmente Internet), (Wikipedia).

Ahora voy a definir lo que es una "falacia de autoridad":

Un argumentum ad verecundiam, argumento de autoridad o magister dixit es una forma de falacia. Consiste en defender algo como verdadero porque quien lo afirma tiene autoridad en la materia. Los pitagóricos utilizaban este tipo de argumento para apoyar su conocimiento: si alguien les preguntaba "por qué", respondían "el maestro así lo dijo" (en latín, magister dixit) o porque "él lo dijo" (en latín, ipse dixit), (Wikipedia).

Esta clara entonces la intención de hacer hoax sobre Einstein como acción proselítica religiosa, si el... uno de los genios científicos mas grandes de la historia de la humanidad creyó en Dios, ¿como un científico cualquiera podría dudar de su existencia?.


Un nuevo video hoax sobre Einstein:

En innumerables páginas web circula un dialogo que supuestamente dijo Einstein (en algunas de niño y en otras de adolescente) en el cual replica a un profesor, por lo visto ateísta, dejándolo teóricamente en evidencia. Poco tardaron esas webs, generalmente religiosas, en afirmarnos que esto sucedió tal cual sin antes contrastar las fuentes o verificar que eso fue cierto. ¿Es esa anécdota real? ¿sucedió realmente? Permítanme dudarlo...

video


El origen del hoax:

Esta historia con protagonistas distintos: En unas el niño es supuestamente cristiano, en otras el niño puede ser musulmán (las webs islamistas no añaden ciertas partes que en las cristianas si que se encuentran), en otras posiblemente un judío, (estás, todo hay que decirlo, aunque también son inventadas son más coherentes pues sus padres si que lo eran) difundida como cierta tiene sus comienzos en una parábola deísta contra el ateísmo.

La primera publicación, titulada como "Atheist professor VS Christian student", que podemos encontrar es del 25 de Marzo de 1999 y en ella el niño no es Einstein, de hecho aparece como una historia inventada. Antes de ella, la historia prácticamente no existe. (Curiosamente, en una web donde menciona a esta historia (también sin Einstein) se afirma que fue vista en un articulo llamado "Things on Which to Reflect" publicado en 1997. Pero ¿Y después? Un mes después de ese comentario con la historia incrustada sin Einstein, escrito el 13 de Abril de 1999, nos encontramos con la primera mención a Einstein. Alguno esperaría una fuente seria y acrítica ¿no? pues no, la fuente es un artículo en una web Hare Krishna neozalendesa donde "niegan las afirmaciones y críticas del ateísmo de Einstein dadas por los teólogos e historiadores" y, después de descontextualizar citas de este y de inventarse un par de cosas, añaden la historia . Además de esto, que ya evidencia los orígenes de esa leyenda urbana, nos encontramos con varias incoherencias si queremos tomarla como verídica, que no lo es:

1º.- ¿quien fue el testigo de la misma? esta historia no se encuentra en ninguna biografía de Einstein. Ni si quiera en sus memorias. De hecho en su autobiografía este mismo afirma que de pequeño ya mostraba cierta desconfianza en las religiones.

2º.-¿Por qué no se dan datos específicos de la historia? He consultado muchas de las webs donde aparece esta historia, casualmente religiosas, y todas coinciden en lo mismo:
-No dicen en qué colegio sucedió.
-No dicen el nombre del profesor.
-No dicen en que fecha sucedió. Este es el que más me encanta: unas hablan de que Einstein tenia 9 años, en otras 5, otras no dicen la edad que tenía.

3º.- Se nota demasiado la interpolación de este. Tanto la historia como el final de la misma, que es donde deciden insertar que el alumno era Einstein, cambian constantemente. Por ejemplo, en la que has copiado el final es "El nombre del joven era: Albert Einstein", en esta otra "El director de la Universidad, se dirigió al joven estudiante y le preguntó: ¿Cuál es tu nombre? Me llamo, ALBERT EINSTEIN." .. en otras "su nombre era Albert Einstein", en otras se añaden partes nuevas a la historia, incluso hay gente que se permite el lujo de afirmar que Einstein escribió un libro en 1921 llamado “Dios vs Ciencia”. El libro, por supuesto, no lo podrán encontrar en ninguna librería pues no existe.

Entre 1921 y 1938 lo que si hizo fue pronunciar discursos para recaudar fondos para la Universidad Hebrea de Jerusalem. Debido a este apoyo a la causa sionista, en 1952 el embajador de Israel en EE.UU, Abba Eban le ofreció la presidencia del estado israelí debido a la muerte de Jaim Weizmann, amigo de Einstein. Einstein se negó diciendo:

"Estoy profundamente conmovido por el ofrecimiento del Estado de Israel y a la vez apenado y avergonzado por no poder aceptarlo. Durante toda mi vida he tratado con cuestiones objetivas, por lo que carezco de la aptitud natural y de la experiencia para tatar como es debido con la gente y para desempeñar funciones oficiales. Soy el más afligido por estas circunstancias, porque mi relación con el pueblo judío se ha convertido en mi vínculo humano más fuerte, desde que tomé plena conciencia de nuestra precaria situación entre las naciones del mundo".

Hay bastantes personas que se han tragado la leyenda de que Albert Einstein creía en un Dios personal, en un Dios con voluntad, un Dios que premia y castiga, un Dios ante el que arrodillarse, por eso se hace necesario dejar las cosas claras. Albert Einstein luchó contra esa leyenda toda su vida, pero “una mentira repetida bastantes veces se convierte en verdad” (Goebbels, ministro nazi de Propaganda), y personas con más o menos intereses creados han distribuído una leyenda en la que demasiada gente, simplemente, quiere creer.

Einstein rara vez hablaba de Dios como algo existente. Cuando lo hacía, se refería, y fué muy explícito al respecto, al Dios de Spinoza, a la Naturaleza como Dios. Rechazó explícitamente un Dios personal o con voluntad, rechazó explícitamente un Dios que premia y castiga, creía en que creer en la vida después de la muerte era algo propio de cobardes y egoístas.


Las palabras del propio Einstein:

1.- En "The World, as I see it" ("Mi Visión del Mundo"):

Traducción: "No puedo concebir un Dios que premia y castiga a sus criaturas, o que tiene voluntad, tal como la tenemos nosotros. Tampoco quiero ni puedo concebir que un individuo sobreviva a su muerte física: Dejad a los espíritus débiles atesorar estos pensamientos, movidos por el miedo o absurdo egoísmo".

Original: "I cannot conceive of a God who rewards and punishes his creatures, or has a will of the kind that we experience in ourselves. Neither can I nor would I want to conceive of an individual that survives his physical death; let feeble souls, from fear or absurd egoism, cherish such thoughts".

2.- En "Ideas and Opinions" ("Ideas y opiniones"):

Traducción: "El deseo de ser guiado, amado, y apoyado, se expresa en los hombres en su concepción social y moral de Dios. El hombre que está convencido del funcionamiento universal de la ley de la causa no puede entretenerse en la idea de un ser que interfiere en el curso de los acontecimientos. Un Dios que premia y castiga no es concebible para él".

Original: "The desire for guidance, love, and support prompts men to form the social or moral conception of God. The man who is thoroughly convinced of the universal operation of the law of causation cannot for a moment entertain the idea of a being who interferes in the course of events. A God who rewards and punishes is inconceivable to him" (Ideas and Opinions by Albert Einstein, Crown Publishers, New York, NY, USA, pp. 36-39, 1954).

Traducción: "Durante la infancia de la evolución espiritual humana, la fantasía creo a Dios a la imagen del propio hombre. La idea de Dios en el pensamiento religioso es una sublimación del viejo concepto de los dioses. En su lucha por el bien ético, los profesores de religión deben tener la estatura de abandonar la doctrina de un Dios personal"

Original: "During the youthful period of mankind's spiritual evolution human fantasy created gods in man's own image. The idea of God in the religions taught at present is a sublimation of that old concept of the gods. In their struggle for the ethical good, teachers of religion must have the stature to give up the doctrine of a personal God".


Otras citas de Einstein:

"Todo eso que usted lee acerca de mis convicciones religiosas es una mentira sistemáticamente repetida. No creo en un Dios personal, siempre lo he expresado claramente", (Dukas, H y Hoffman, B, Princenton University Press, "Albert Einstein: The Human Side", 1954).

"No creo en la inmortalidad del individuo, y considero que la ética es un asunto humano que no debe tener ninguna autoridad suprahumana detrás", (Dukas, H y Hoffman, B, Princenton University Press, "Albert Einstein: The Human Side", 1954).

"Me parece que la idea de un Dios personal es un concepto antropológico que no puedo tomarme en serio", ("Religión y Ciencia", puño y letra de A. Einstein, publicado en NY Times Magazin, 9 Nov. 1930).

"No puedo imaginarme un Dios que premia y castiga a los objetos de su creación, cuyos propóstos están modelados según los nuestros... un Dios, por decirlo brevemente, que no es sino el reflejo de la fragilidad humana. Tampoco puedo creer en un individuo cuya vida sobrevive a su cuerpo, a pesar de que almas débiles mantienen semejantes cosas por miedo o un egoísmo ridículo", (Obituario en New York Times con fragmentos de una entrevista realizada previamente, 19 de Abril de 1955).


Carta enviada a Eric Gutkind:

Una carta enviada a un filósofo llamado Eric Gutkind, quien le había enviado un ejemplar de su libro (Escoger la vida: la llamada bíblica a la rebelión) esperando conocer su opinión al respecto. La carta (what he wrote), que fue subastada por 206.000 libras la casa Bloombsbury en 2008, y luego puesta nuevamente en subasta en el 2012, fue enviada por Einstein a Gutkind con fecha del 3 de Enero de 1954. Una carta, donde el propio Einstein describe qué es Dios para él:

...He leído mucho en los últimos días de su libro, y le agradezco mucho por enviar a mí. Lo que más me llamó la atención acerca de que era esto. Con respecto a la actitud de hechos para la vida y para la comunidad humana que tenemos mucho en común.

La palabra Dios es para mí nada más que la expresión y producto de debilidades humanas; la Biblia una colección de honorables, pero aun así primitivas leyendas que sin embargo son bastante infantiles. Ninguna interpretación, no importa lo sutil que pueda ser (para mí) podrá cambiar esto. Estas interpretaciones son múltiples, según su naturaleza y no tienen casi nada que ver con el texto original. Para mí la religión judía, como todas las otras religiones es una encarnación de las supersticiones más infantiles. Y el pueblo judío a quien gustosamente pertenezco y con cuya mentalidad tengo una profunda afinidad no tiene ninguna calidad diferente para mí que todas las demás personas. En cuanto a mi experiencia, no son mejores que cualquier otro grupo humano, aunque están protegidos de los peores cánceres por una falta de poder. De lo contrario no puedo ver nada de 'elegidos' sobre ellos.

En general me parece penoso que usted reclame una posición de privilegio y trate de defenderla con dos muros de orgullo, uno externo como hombre y uno interno como un judío. Como un hombre que demanda, por así decirlo, una dispensa de la causalidad aceptada de otro modo, como un Judio el priviliege del monoteísmo. Pero una causalidad limitada ya no es una causalidad, como nuestro maravilloso Spinoza reconoció con toda incisión, probablemente como la primera. Con estos muros sólo podemos alcanzar un cierto autoengaño, pero nuestros esfuerzos morales no son promovidos por ellos. Por el contrario.

Ahora que he declarado abiertamente nuestras diferencias en convicciones intelectuales todavía es claro para mí que estamos muy cerca uno de otro en las cosas esenciales, es decir, en nuestra evaluación del comportamiento humano. Lo que nos separa son sólo intelectual "accesorios" y "racionalizaciónes" en el lenguaje de Freud. Por lo tanto creo que nos hemos de entender muy bien si hablamos de cosas concretas. Con agradecimiento cordial y mis mejores deseos de amistad.

Atentamente, Albert Einstein. (What he wrote)




Carta enviada a Guy H. Raner Jr

También hay una carta poco conocida de Einstein, enviada a Guy H. Raner Jr, el 2 de julio de 1945, en respuesta a un rumor de que un sacerdote jesuita lo había convertido desde el ateísmo, en la cual se reconoce directamente como ateo (citado por Michael R. Gilmore en Skeptic Magazine, Vol. 5, No.2):

"He recibido su carta del 10 de junio. Nunca he hablado con un sacerdote jesuita en mi vida y estoy asombrado por la audacia de tales mentiras sobre mí. Desde el punto de vista de un sacerdote jesuita, soy, por supuesto, y he sido siempre un ateo", (Wikipedia, shapell)






Analogía entre física y moral del hoax:

Para empezar, el frío en física como tal no existe, ya que es una sensación que depende del sistema de referencia que se escoja. (Un ruso a 2ºC dirá que no hace frío mientras que un kenyata a esa misma temperatura dirá que se está congelando).

Cuando estamos a 0ºC sí hay calor, sólo que la escala de temperatura que usamos normalmente (la de los grados centígrados) pone su mínimo en el punto de congelación del agua, pero eso no significa que no puedan existir temperaturas más bajas.

Así que no, el calor no tiene un opuesto en física, todo cuerpo tiene una determinada temperatura (o calor, si se lo prefiere llamar así) que corresponde a la suma de la energía cinética de todas sus partículas.

En -5ºC, no es que haya ausencia de calor, es la temperatura del cuerpo en la escala Celsius, por eso en física para no tener ese problema de valores negativos o 0ºC que anularían los cálculos se usa otra escala, la escala Kelvin, que en vez de poner su mínimo en el punto de congelación del agua lo pone en el cero absoluto, esto es, la temperatura más baja posible a la que un cuerpo puede estar en la que ninguna partícula se movería, y corresponde a -273,15ºC.

Si bien es cierto que el frío es la ausencia de calor, también es cierta la tendencia al agotamiento de los recursos en el universo para que se produzca la reacción nucelar a fusión, además la ausencia de materia y movimiento es mayoritaria en el universo, puesto que se entiende que el Universo está formado en mayor medida de energía oscura más materia oscura, la cual... al no poseer materia como la conocemos no sería productor de energía cinética.

Se habla de aproximadamente que un 5% de nuestro Universo está formado por materia normal, es decir constituida fundamentalmente por bariónes y electrones, lo que se conoce como materia bariónica. El resto de nuestro Universo se compone de materia oscura en un 25% y energía oscura (70%).

Se plantea que existe la tendencia a la disminución progresiva de la energía cinética (muerte térmica) como un proceso natural en el Universo y que en estados posteriores este llegará a un estado de congelación absoluta, una vez que todos los soles agoten los elementos que le permitirían continuar un proceso de fusión nuclear, a este estado se le denomima "la gran congelación":

El Big Freeze ("Gran congelación"), también conocido como Big Whisperer ("Gran susurrante") es una hipótesis cosmológica sobre el destino final del Universo en la que se supone éste se seguirá expandiendo infinitamente -asume, por tanto, un universo abierto- y está marcada por el triunfo de la segunda ley de la termodinámica, con la consecución final de prácticamente todos los procesos físicos que puedan darse y posiblemente acabando con la muerte térmica del Universo.

Ergo... para refutar a los panteístas que creen que Dios es luz y vida, expongo claramente que el estado natural del universo, por decirlo de una forma burda y vulgar (aunque prefería tomarlo como una metáfora poética): "EL UNIVERSO ESTÁ LLENO DE FRÍO Y OSCURIDAD".

Respecto al razonamiento pseudo filosófico de lo que es la bondad y la maldad expuesto en el video, es más fácil aun refutarlo puesto que la moral es solo una construcción social presente en el lenguaje, totalmente inexistente a nivel universal, ni siquiera válida para todo el "conjunto universo" de seres humanos por poseer un carácter subjetivo y relativo a cada cultura, y... abarcar lo inorgánico diciendo que el universo tiene vida y moral propia es una aberración propia del panteísmo.

El concepto de bondad y maldad no solo no existe a nivel universal si no que a nivel de nuestra sociedad, este debe ser impuesto para que sea respetado, si nosotros nos jactamos de tener juicio moral, es por un asunto exclusivamente estructural desde nuestra educación y crianza por parte de nuestros padres, puesto que la moral nace a partir de la resolución del complejo de edipo (super yo), para los que no son psiconalistas pues es aun mas sencillo entenderlo puesto que nuestra consciencia no es nada mas de un "condicionamiento operante" al mas puro estilo de B. F. Skinner (aprendizaje), realizado por nuestros padres desde nuestra infancia y reforzado constantemente por la sociedad aun en nuestra vida adulta.

Pero esta frase de Albert Einstein resume por completo su pensamiento sobre la espiritualidad y la moralidad:

"No creo en la inmortalidad del individuo, y considero que la ética es un asunto humano que no debe tener ninguna autoridad suprahumana detrás", (Dukas, H y Hoffman, B, Princenton University Press, "Albert Einstein: The Human Side", 1954).


Fuente principal:

Fuente principal: La leyenda urbana del señor Einstein
Fuente secundaria: La posición de Albert Einstein ante la religión
Otra fuente: 9 citas atribuídas a Albert Einstein que él nunca dijo